Aporte de Marcos Mora para la campaña #DesarrollosParaVzla



La infografía #DesarrollosParaVzla

Este es un aporte respetando el marco ideológico del cuadro arriba, y al mismo tiempo manteniéndose dentro del marco ideológico Libertario. Se hace especial énfasis en la dicotomía y separación estricta de la sociedad civil (los ciudadanos, población, residentes) y el Estado.

Objetivo 1: Desarrollo Humano.
Estado prestador de servicios de calidad” En el minarquismo el Estado se encarga de la seguridad física y la justicia dispensada en los tribunales. Es decir: fuerzas armadas para defender a la población de Estados externos o fuerzas beligerantes organizadas como las guerrillas. Fuerzas policiales para defensa contra criminales azarosos o bandas más o menos organizadas. Justicia penal para evitar que estos criminales prosigan en sus actos. También otros servicios como identificación y mediación y acuerdos con otros Estados para el beneficio de los ciudadanos. Dicho esto, que el Estado preste estos servicios, y que sean de calidad es totalmente deseable.
Lo humano por encima de los intereses políticos y económicos individuales” este es un mensaje para lo políticos. Aquellos ciudadanos que concursan, ganan y ejercen cargos de elección pública, y por lo tanto ocupan puestos de poder y comando sobre la institución y estructura del Estado. Este es un trabajo, además, remunerado. Sin embargo el diseño del ente Estatal hoy en día ofrece muchos incentivos para que los políticos se apropien de los recursos públicos para su beneficio económico (interés económico individual) y por lo tanto, su interés es ganar el concurso proponiendo un marco ideológico perjudicial para la población pero exitoso en las eleciones (interés político por encima de lo humano) y luego dar contratos a sus financistas de campaña para agradecer el gesto (interés económico individual por encima de lo humano, de la equidad y libre competencia). Por lo tanto, tener como principio no poner tus intereses económicos y políticos individuales para el concurso por el poder, y sobretodo en el ejercicio del mismo, es positivo.

Objetivo 2: Desarrollo Económico.
Petróleo para los venezolanos y creación de la industria nacional privada” Esto es totalmente compatible con el marco del minarquismo. Quien debe crear la industria? La gente, no el Estado. La mayor industria del país, en la que tenemos la mayor ventaja comparativa (descubierta hasta la fecha) es el petróleo. La historia de Venezuela en el siglo XX está marcada por el petróleo, su propiedad, producción y el uso de la renta que genera. Es una vergüenza que sea el Estado, y no los ciudadanos, el que controle en su totalidad nuestro mejor producto. Eso debe revertirse. El cómo puede ser objeto de luengos debates que no vienen al caso en estas lineas. Positivo.
Emprendimiento, trabajo y empleo como valor social” esta es fácil, para facilitar el emprendimiento de la gente, al Estado le basta con no impedirlo con su típica, larga y absurda lista de trabas y trámites para crear una empresa o vender un lápiz. En el mejor caso, las personas jurídicas se crean y registran ante el Estado en un día. En cuanto al factor trabajo y al empleo; para que recuperen su valor social deben ser lo más libres posible. Debe el Estado detenerse en su pretensión de regular cada mínimo aspecto del contrato de trabajo entre ciudadanos libres y respetuosos de los principios generales del derecho. Hasta los horarios son fijados desde el poder político! Siendo las realidades de cada trabajo tan variadas como humanos vivos. También desde el poder, se usa la masiva propaganda para mentirle a la gente y decir que el trabajo es explotación, es una maldición, y que “ser rico es malo” cuando lo malo es ser pobre; y es peor si se va al trabajo con odio y resentimiento en lugar de vocación y amor por la actividad elegida. Positivo.

Objetivo 3: Desarrollo sustentable.
Sistema productivo y social en interacción positiva con el medio ambiente” Aquí entramos en el tema ambientalista. Tenemos el problema clásico de que “lo que es de todos no es de nadie” y como evitar que la gente ensucie el plato donde come, siento ese un plato gigante donde también viven todos los demás? Si una persona arroja desperdicios en el patio del vecino tendremos un conflicto, y esperemos una sana resolución. Cómo aplicar el mismo principio para cosas como el agua? El aire? Los suelos? Cómo extraer minerales sin externalidades? Que papel debe jugar el Estado en todo esto? Es un debate que valdría la pena. Positivo.

Ciudadano responsable y comprometido” en este aspecto se privilegia la soberanía del consumidor, en una sociedad libre la gente común que compra o deja de comprar decide si un producto permanece o desaparece. Un ciudadano responsable y comprometido con cuidar el medio ambiente es aquel que exige y compra producto que tengan el menor impacto negativo sobre este. Es aquel que contrata un servicio de reciclaje, no un colector de basura. Para esto se requieren al menos 2 condiciones: prosperidad económica, pues evitar las externalidades implica un costo mayor en recursos e ingeniería; y la creatividad empresarial de los oferentes para ofrecer productos ambientalistas. No sirve un colector de basura impuesto por el Estado bajo excusas baratas de “monopolio natural”. Positivo.


Desarrollo de una nueva cultura social
Sociedad diversa y de derechos inclusivos y progresivos, respeto a las minorías y sus derechos”. Con derechos progresivos entendemos que un nuevo derecho no excluye ni deja sin efecto un derecho anterior. Aquí entramos en temas como el racismo y la homofobia; la violencia doméstica y la brutalidad policial. El mensaje para la sociedad es no “esconder bajo la alfombra” estas formas de violencia. El mensaje para el Estado, es que es su deber no discriminar a las victimas y dejar de lado estos casos como si fueran “normales”. Si combatir la violencia entre los ciudadanos es el deber que le asignaremos al Estado, debe cumplirlo sean quienes sean las victimas y victimarios. Hay que engranar esto tanto en la cultura ciudadana como en la Estatal. La igualdad ante la ley: pues todos somos personas, sea cual sea nuestro color de piel. Respeto a las minorías es eso. Que no existan ciudadanos de segunda, tercera y cuarta categoría en el entramado legal. No más “unos son mas iguales que otros”. Evitar la tiranía de las mayorías, que estas no violenten la vida, la propiedad y la libertad de las minorías. Positivo.
Liderazgo distribuido en una sociedad de reconocimiento y respeto sin prejuicios”. En Venezuela tenemos la mala experiencia de que el liderazgo se concentra en el Estado. Esto es liderazgo centralizado. Todo tiene que pasar por el beneplácito del Estatista de turno en la alcaldía, gobernación o Miraflores, quienes no toleran ningún reto a su dominio total de la esfera económica y social. Que en el mejor de los casos demandarán su “mordida” y en el peor dirán exprópiese. Contraste esto con el liderazgo distribuido en toda la sociedad, donde cada elemento puede tratar con cualquier otro. Sin pasar por el intermedio del elemento central, porque no habría la imposición coercitiva para ello. Donde se reconoce al otro como un colaborador, o como un rival, pero no como un enemigo al que hay que vapulear. Positivo.

Desarrollo urbano y del transporte.
Ciudades y poblaciones cómodas y disfrutables. Salud pública efectiva. Debe ser una ciudad planificada? Planificada en el sentido de que se ponga una rejilla y en esas manzanas es que se permite construir. Valdría la pena hablarlo con urbanistas. Lo que si me queda claro es que la zonificación Estatal de espacios no es lo ideal. La gente no se organiza (y no debe estar limitada) por distritos comerciales, residenciales o industriales según lo que un burócrata del Estado se le ocurra ese día. Todos esos espacios surgen justo donde y en la cantidad que son necesarios. La decisión se toma de manera distribuida como resultado de la gran cantidad de interacciones humanas de compra, venta, construcción y remodelación de inmuebles. En cuanto al transporte, debemos priorizar de esta forma: peatones, bicicletas, motos, transporte colectivo, transporte 4 ruedas particular, transporte de carga. El tema de como lograr todo esto da para largos debates. Sobre todo de cual debe ser el papel del Estado, y cuanto se deja al ciudadano. Adecuado el debate.
En cuanto a la salud pública, ponerla aquí es mezclar pera con manzanas. El tema da para otro párrafo. Pero por ahora lo asumiré como error de escritura, requiere su propio renglón, y su inclusión aquí la considero: negativa.
Generación de espacios para la productividad y el bienestar. El rol del Estado precisamente debe ser el NO impedir la construcción de estos espacios. La sociedad libre los construye en la medida que los valore. De nuevo, la decisión se toma de manera distribuida por las miles de interacciones comerciales humanas del día a día.

Desarrollo científico tecnológico, la cultura y las artes.
Educación de calidad, multinivel, centrada en las habilidades y deseos del individuo. De nuevo, el papel del Estado debe ser NO impedir que tal educación surja. Cuando el Estado se arroga el monopolio de la educación (tanto con centros educativos de propiedad Estatal, o con programas de clase “centralizados, regulados y normalizados”) solo puede haber 2 resultados: o es mal financiada y por lo tanto pésima, o es sobrefinanciada y por lo tanto un malgasto de los escasos recursos de la sociedad. El tema da para un ensayo completo. Pero por ahora basta decir que es sólo lograble en un ambiente donde la libertad en innovación del ciudadano que quiere educar a sus semejantes no sea violada. Totalmente compatible con la libertad.
Aprendizaje y creación de conocimiento para la superación del individuo en colectivo. Lo mismo. La educación no debe estar rígidamente normatizada con “X número de niveles o grados” se debe dejar rienda suelta a la creatividad y confianza en la gente para que tome el control total de su educación. Para que creen centros y programas educativos totalmente novedosos, de vanguardia. No más pensum de los 60. La educación es demasiado importante como para dejarla en manos del Estado. Totalmente compatible con la libertad.

Desarrollo de las comunicaciones y la conectividad.
Sociedad conectada e interconectada.
Las industria de las comunicaciones está sesgada por el monopolio Estatal del espectro radioeléctrico. Adicionamos a esto la propiedad Estatal de la empresa de comunicaciones con más subscriptores del país, más el cúmulo de regulaciones y mandatos de todos tipo. Nos deja como resultado un pésimo servicio y un gran déficit en el nivel de penetración. Conseguir la calidad necesaria requiere quitar todo el enlodado que la impide. Es papel del Estado desmontarse a sí mismo en esta área. Positivo.
La familia, la sociedad y las redes como formadores de conciencia.
La pretensión y política Estatal de ver “al que vota por el otro partido” como el enemigo, en lugar de un compatriota con ideas diferentes. Fragmentó familias, la monstruosa propaganda hizo que se odiaran, que no se hablaran. El poder político nos hizo atrincherarnos por más de 3 lustros. La conciencia no se gana en aulas de clase, sino en la familia. Le corresponde a la ciudadanía poner a la familia primero, interactuar positivamente con la sociedad y al Estado no volver a dividir nunca más a los venezolanos. Positivo.

Desarrollo del marco jurídico y las libertades.
Garantía de los derechos humanos. El problema de los derechos humanos es que son constantemente violados en Venezuela todos los días. Mencionaré 3: derecho a la vida, a la propiedad y a la libertad. Algunos ciudadanos se convierten en criminales al matar (viola el derecho a la vida), al robar los objetos (viola el derecho a la propiedad), y al secuestrar (viola el derecho a la libertad. Como corolario de párrafos anteriores, es deber del Estado impedir que esto suceda. Irónicamente, resulta ser el Estado el violador más común de los derechos humanos. El Estado mata, indirectamente de hambre, falta de medicinas, y desatender la seguridad interna. El Estado roba, lo llaman “expropiar”. El Estado secuestra, los llaman “presos políticos”. Añádale las muertes provocadas con la represión policial y militar de las justas protestas y tenemos un monstruo que debe ser detenido. Positivo.
La justicia como base de la ley, nunca al revés. Las leyes se pueden juzgar justa o injustas desde un marco de principios. Como primera regla hay que determinar si son verdaderas leyes o son mandatos?. Las leyes son de contenido general, aplican por igual para todos. La más clásica es la ley de “no matar”, que es lo mismo que decir respetar el derecho humano a la vida. Los mandatos, por el contrario, son de contenido específico, obligan a hacer algo concreto, afecta a grupos específicos. Por ejemplo los controles de precio, principales responsables de la escasez que nos aqueja en el país. Las mayores injusticias del mundo tiene su génesis en mandados Estatales. Dictadores despachan desde su escritorio miles de vidas en un genocidio. Todos inicia con unos pocos papeles de “ley”. En general debemos tener la menor cantidad de mandatos. Que la leyes escritas sean pocas, generales y justas. De nada sirve producir 10 leyes por trimestre si sólo siguen quitándole poder al ciudadano y transfiriéndoselo al Estado. Positivo.

Desarrollo del sistema de partidos políticos.
Política con función social con reglas de juego claras con la participación y organización ciudadana como norte. Mi problema con el sistema de partidos actual es el diseño del sistema electoral, está diseñado para que sea bi-partidista, y para que el partido sea más importante que los candidatos. Todo eso debe cambiar, multipartidismo, representación proporcional, cero listas cerradas, privilegiar al candidato por sobre el partido. Función social es que los partidos estén al servicio de la sociedad. Y no al revés, los partidos se convirtieron en plataformas para que el ladrón de turno acceda a las arcas públicas. Y deje de lado sus deberes tan pronto como pueda. Positivo.
Democracia al servicio de la gente. La democracia significa “el poder absoluto del pueblo” es decir, de la ciudadanía. La democracia no puede quedarse en eleciones anuales para ver quien será tu “carcelero” cara tantos años. Como corolario a todo lo anterior dicho. Se debe entender que hay un eje de poder entre el ciudadano en un extremo y el Estado en el otro. Más poder para el Estado significa menos poder para el ciudadano y viceversa. El poder del ciudadano de controlar su destino, de decidir sobre todos sus asuntos, sólo es posible en un sistema donde prepondere el libre-mercado; ya que sólo el Estado (o grupos violentos) son capaces de coartar y reducir esta libertad. En el libre-mercado las decisiones recaen en una interacción voluntaria entre el individuo y la sociedad, entre las familias y otros grupos, se organizan y deciden gracias a redes distribuidas, en lugar de centralizadas. Positivo.


Como conclusión: la democracia es la máxima expresión del libre-mercado, y el libre mercado es la máxima expresión de la democracia. No sólo son compatibles, sino que no se puede tener uno sin el otro. El verdadero libre-mercado será la democracia, la verdadera democracia será el libre-mercado.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los "peligros" de la dolarización

Toma y Daka